Feliz Navidad 2020

Las clases han terminado después de más de tres meses en el que está siendo el año más extraño que hemos vivido nunca. Tenemos unos días de descanso y libertad que espero que podáis pasar en compañía de vuestros seres queridos. 

Giotto, al que vamos a estudiar cuando volvamos de nuevo a clase, nos presenta la Natividad que pintó al fresco en la Capilla de los Scrovegni de Padua y terminó en 1305. Si os dais cuenta no estamos acostumbrados a ver esta representación, con la Virgen María acostada, cansada por el parto y habiendo sido asistida por una partera que le presenta al Niño fajado para que esté junto a su madre.  Faltan unos años para que en la representación de la Natividad esté la visión de Santa Brígida de Suecia, que tenía conversaciones con la Virgen María como dos comadres que hablan de sus embarazos y sus partos.

Hay otras muchas cosas de las que hablar de esta escena que tan sencilla parece: los ángeles con sus alas que indican que el niño que ha nacido no es un niño normal sino divino. Que el Niño va a tener como cuna el pesebre de un asno y un buey, que no son sólo animales, sino que simbolizan a los gentiles y a los judíos que fueron contemporáneos del prodigio y no supieron ver. Los pastores y las ovejas que simbolizan al futuro pueblo cristiano.

Es un entorno pobre, pero no porque la familia sea pobre, José es un artesano no un marginado sin techo. No es pobre la familia de María. La pobreza a la que desciende el Niño simbolizada por el sencillo alojamiento del establo y tener como primera cuna un pesebre de paja, es la condición humana, sometida a la arbitrariedad y el abuso de los poderosos, a la intemperie y al frío, al hambre, el dolor, la enfermedad y la muerte. Muchos significados en unos pocos elementos que hay en la escena y también tienen un significado propio los colores que ha usado Giotto, esos y no otros. Ya seguiremos hablando de iconografía cuando haya comenzado 2021.

Aprovecho para desearos una Feliz Navidad y un Año Nuevo que nos saque de la pesadilla que estamos viviendo en todo el mundo. Y la felicitación no es sólo para vosotros mi alumnos del curso 2020-2021, también para todos aquellos que se pasan por esta web desde tantos lugares, desde las lejanas China, Australia y Japón. Muchas visitas de Estados Unidos y de todos los países de Hispanoamérica. Para las dos universidades que me enlazan en sus aulas virtuales y las Classroom de diferentes institutos que me encuentro en el escritorio.

Feliz Navidad

Juan García de Zéspedes (1619 – 1678) – Ay, que me abraso, ay (Guaracha)

¡Ay, que me abraso, ay!
divino Dueño, ay!
en la hermosura, ay!
de tus ojuelos, ay!

¡Ay, cómo llueven, ay!
ciento luçeros, ay!
rayos de gloria, ay!
rayos de fuego, ay!

¡Ay, que me abraso, ay!

¡Ay, que la gloria, ay!
del Portaliño, ay!
ya viste rayos, ay!
si arroja yelos, ay!

¡Ay, que su madre, ay!
como en su espero, ay!
mira en su luna, ay!
sus crecimientos, ay!

¡Ay, que me abraso, ay!

¡En la guaracha, ay!
le festinemos, ay!
mientras el niño, ay!
se rinde al sueño, ay!

¡Toquen y baylen, ay!
porque tenemos, ay!
fuego en la nieve, ay!
nieve en el fuego, ay!

¡Ay, que me abraso, ay!

¡Pero el chicote, ay!
a un mismo tiempo, ay!
llora y se ríe, ay!
que dos estremos, ay!

¡Paz a los hombres, ay!
dan en los cielos, ay!
y a Dios las gracias, ay!
porque callemos, ay!

¡Ay, que me abraso, ay!
divino Dueño, ay!
en la hermosura, ay!
de tus ojuelos, ay!

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s